top of page

EPOC: la tercera causa de muerte en el mundo

Detectarla a tiempo es imperativo para evitar daños más severos en los pulmones, vías respiratorias y otros órganos del cuerpo



La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una dolencia pulmonar inflamatoria permanente, prevenible y tratable (pero incurable), que afecta a hombres y mujeres sin distinción, dificultando el flujo del aire de los pulmones y, por ende, su respiración normal.


En ocasiones, se utilizan los términos «enfisema» y «bronquitis crónica» para referirse a la EPOC. En el primer caso, hacen referencia a la destrucción de los alvéolos pulmonares, mientras que, en el segundo, a la tos crónica con esputo causada por la inflamación de las vías respiratorias.


Según la Organización Mundial de Salud (OMS), la EPOC es la tercera causa de muerte en el mundo. Tan solo en 2019 ocasionó 3,23 millones de defunciones, de las cuales el 80% provienen de países de ingresos medianos y bajos. Mientras que, de acuerdo a la Asociación Latino Americana del Tórax (ALAT), a través de su Guía Práctica Latinoamericana para el tratamiento de EPOC, anota que es un problema de salud pública de primer orden con un impacto socioeconómico importante que mantiene un incremento sostenido con una prevalencia mundial del 10%.


“La EPOC es generalmente causada por fumar cigarrillos, y por la exposición a largo plazo a otro tipo de irritantes para los pulmones, como al combustible de leña y carbón, así como el humo de segunda mano, polvos y gases ocupacionales (es decir por la profesión que se realiza, por ejemplo, en fábricas)… Esto también puede contribuir a que las vías respiratorias pierdan su capacidad para estirarse y contraerse, que se engrosen e inflamen, se irritan y produzcan más mucosidad de lo habitual, lo que las puede bloquear e impedir el flujo de aire”, asegura el Dr. Efraín Sánchez Angarita, médico neumólogo y broncoscopista, director del Centro de Investigación Respiratoria (CIR) y vicedirector del área de EPOC de la ALAT.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

A pesar de que la EPOC no tiene cura, su diagnóstico y tratamientos tempranos son importantes para frenar el empeoramiento de los síntomas y reducir el riesgo de que se produzcan complicaciones.


Para ello, es imprescindible realizarse una espirometría, una técnica que permite confirmar si existe (o no) obstrucción del flujo de aire en las vías respiratorias. El estudio consiste en una prueba sencilla de consultorio, indolora y no invasiva, que medirá la capacidad pulmonar del paciente.


Para diagnosticar EPOC es imprescindible realizar la prueba antes y después de administrar broncodilatadores como el salbutamol.


Los candidatos para realizarla no solo son aquellas personas que tienen los síntomas antes descritos, sino quienes padecieron (o padecen) tuberculosis, fuman y/o conviven con personas fumadoras. Y, en general, advierte Sánchez, “todo adulto de 40 años (en adelante), en especial, con historia de exposición a estos factores, con o sin síntomas respiratorios, deben considerar hacerse una espirometría para confirmar o descartar el diagnóstico de la EPOC”.

OTRAS COMPLICACIONES

PREVENCIÓN

REFERENCIAS:





14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page