top of page

la broncoscopia un procedimiento médico avanzado

La broncoscopia es un procedimiento médico avanzado que se ha convertido en una herramienta invaluable en el ámbito de la salud respiratoria. Este examen, realizado por especialistas en neumología, consiste en la introducción de un tubo delgado y flexible llamado broncoscopio a través de las vías respiratorias, permitiendo una visualización directa de los pulmones y las vías respiratorias.


A través de este procedimiento, los médicos pueden identificar y evaluar problemas como tumores, inflamaciones, infecciones, o bloqueos en las vías respiratorias.



Además, permite la toma de muestras de tejido (biopsias) o la eliminación de obstrucciones, lo que facilita un abordaje más preciso y personalizado en el tratamiento de enfermedades pulmonares.


¿Cómo se prepara el paciente para una broncoscopia?


Para realizar la broncoscopia, se debe preparar al paciente brindándole información detallada sobre el procedimiento y se le instruye sobre las medidas preoperatorias, como la restricción de alimentos y líquidos durante un tiempo específico antes del examen. También es posible que se le realicen exámenes médicos que sirven para planificar su procedimiento como por ejemplo un electrocardiograma (ECG) para controlar el ritmo cardíaco, una radiografía de tórax y un análisis de sangre”, mencionó el Dr. Efraín Sánchez, director del Centro de Investigación Respiratoria - CIR.


Cabe mencionar que, al ingresar a la sala de broncoscopia, el paciente recibirá la atención de un enfermero que lo acompañará a lo largo de todo el procedimiento. Posteriormente, el anestesiólogo administrará, mediante vía intravenosa, un medicamento que garantizará una sedación adecuada, manteniendo al paciente en un estado de sueño durante todo el procedimiento, es decir durante esta práctica la persona no sentirá nada.


El Dr. Sánchez resalta que la broncoscopia es un procedimiento tanto diagnóstico como terapéutico, lo que significa que no solo sirve para identificar posibles problemas respiratorios, sino también para abordarlos. Este procedimiento es ambulatorio, lo que implica que no se requiere hospitalización, permitiendo que el paciente regrese a casa después de su realización. 


¿Cuánto dura este procedimiento?


La duración típica de la broncoscopia oscila entre 30 y 45 minutos. Este procedimiento se recomienda en varias circunstancias, entre las que se incluyen:


  • Diagnóstico de Cáncer Pulmonar: Para evaluar y confirmar la presencia de tumores en los pulmones.

  • Investigación de Infecciones Respiratorias: Para identificar la causa de infecciones persistentes, como la tuberculosis o la neumonía.

  • Evaluación de Problemas Respiratorios no Especificados: Cuando los síntomas sugieren un problema pulmonar pero los exámenes convencionales no proporcionan respuestas claras.

  • Retirada de Cuerpos Extraños: En casos de inhalación accidental de objetos extraños, la broncoscopia permite su extracción sin cirugía.

  • Tratamiento de Enfermedades Autoinmunes: En algunas enfermedades autoinmunes (como artritis reumatoide, esclerodermia, síndrome de Sjögren, entre otras), la broncoscopia puede utilizarse para obtener muestras de tejido y guiar el tratamiento 


En CIR, ¡cuidamos tu salud respiratoria!

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page