top of page

EPOC, LA ENFERMEDAD QUE REDUCE EL FLUJO DE AIRE


La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una dolencia pulmonar inflamatoria permanente, prevenible y tratable que afecta a hombres y mujeres sin distinción, dificultando el flujo del aire de los pulmones y, por ende, su respiración normal.


Según la Organización Mundial de Salud (OMS), la EPOC es la tercera causa de muerte en el mundo. Tan solo en 2019 ocasionó 3,23 millones de defunciones, de las cuales el 80% provienen de países de ingresos medianos y bajos. Mientras que, de acuerdo a la Asociación Latino Americana del Tórax (ALAT), a través de su Guía Práctica Latinoamericana para el tratamiento de EPOC, anota que es un problema de salud pública de primer orden con un impacto socioeconómico importante que mantiene un incremento sostenido con una prevalencia mundial del 10%.


“La EPOC es generalmente causada por fumar cigarrillos, y por la exposición a largo plazo a otro tipo de irritantes para los pulmones, como al combustible de leña y carbón, así como el humo de segunda mano, polvos y gases ocupacionales (es decir por la profesión que se realiza, por ejemplo, en fábricas)… Esto también puede contribuir a que las vías respiratorias pierdan su capacidad para estirarse y contraerse, que se engrosen e inflamen, se irritan y produzcan más mucosidad de lo habitual, lo que las puede bloquear e impedir el flujo de aire”, asegura el Dr. Efraín Sánchez Angarita, médico neumólogo y broncoscopista, director del Centro de Investigación Respiratoria (CIR) y vicedirector del área de EPOC de la ALAT.

  • ¿CÓMO RECONOCERLA?

En sus etapas iniciales presenta síntomas leves, que, al no ser tratados correctamente, pueden volverse más graves, dependiendo del daño causado en los pulmones, e inclusive, afectar a otras áreas del cuerpo.

Por ello, es importante tomar en cuenta las señales de advertencia. Si usted tiene dificultad para respirar, tos, producción de moco (esputo) y sibilancias (un sonido de silbido al respirar), no dude en acudir al especialista, ya que, si no es tratada con efectividad, los pacientes pueden desarrollar otras enfermedades (*ver en otras complicaciones).

  • ¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

Se diagnostica a través de la espirometría, una técnica que permite confirmar si existe (o no) obstrucción del flujo de aire en las vías respiratorias. El estudio consiste en una prueba sencilla de consultorio, indolora y no invasiva, que medirá la capacidad pulmonar del paciente.

Para diagnosticar EPOC es imprescindible realizar la prueba antes y después de administrar broncodilatadores como el salbutamol.


  • OTRAS COMPLICACIONES

La mayoría de los pacientes con EPOC tienen al menos uno, dos o más trastornos de salud importantes, tales como: problemas cardiovasculares que incluyen enfermedad coronaria, hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca, arritmias y accidente cerebrovascular entre las más frecuentes; seguidas por la diabetes, la osteoporosis, artritis y los trastornos psiquiátricos como la ansiedad y la depresión.

Otras condiciones más graves como el cáncer, en particular de pulmón, esófago, páncreas y mama; la cirrosis hepática, la fibrilación auricular, fibrosis pulmonar y úlcera gastroduodenal también se registran entre las enfermedades asociadas a la EPOC.

  • PREVENCIÓN

La mejor manera de prevenirla es no fumar y, si fuma, dejar de hacerlo y/o buscar ayuda para abandonar este hábito. También sirve hacer ejercicios para mejorar síntomas o calidad de vida y vacunarse contra la neumonía, la gripe y la COVID-19, para evitar descompensaciones o recaídas.

Por otro lado, existe un tratamiento con medicación inhalada que disminuye las exacerbaciones, el cual deberá ser prescrito por un especialista.


REFERENCIAS:


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page